A 12 años de la partida de Andrés Arocena

En el día de hoy quisiéramos recordar la enorme figura de Don Andrés Alejo Arocena Noceti, fallecido el 12 de enero de 2009. Nació en Montevideo un 14 de mayo de 1935. contrajo matrimonio con María Magdalena Argul Quesada, “Malena”, de cuya unión nacieron José Andrés, Magdalena, Sarah y Alejandro, los que le dieron 11 nietos, “armo un cuadro de fútbol”, solía comentar a sus amigos. Hincha del Montevideo Wanderers de Fútbol, ejerció como empresario siendo uno de los principales de la prestigiosa bodega de La Cruz, donde se elaboraron durante más de un siglo, vinos de reconocida y galardonada calidad.

Hijo de un empresario vitivinícola con actividad en gremiales agropecuarias e incluso diputado por Florida, el Dr. Julio Arocena Folie, integrante de la firma “Vinos de La Cruz” (ex ‘Sociedad Vitícola Uruguaya’), también actuó como gremialista en diferentes entidades agropecuarias. Dirigente del Partido Nacional de primera línea, el que llegó a representar a nuestro Departamento en el Parlamento Nacional. Andrés desde muy joven se vinculó a la política llegando, cuando aún no cumplía treinta años de edad, a ser Edil Local de la Junta de La Cruz, pueblo en el que residió durante muchos años y al que siempre volvía con la alegría propia de alguien que lo consideraba su lugar en el mundo.

En 1966 fue Secretario General de la Intendencia Municipal de Florida durante la gestión del Profesor Asdrúbal Alzati. En 1971 fue candidato a Intendente por la Lista 62, perdiendo la elección por apenas 120 votos. Posteriormente, en los años del régimen de facto, llegó a ocupar la Presidencia de la Asociación Rural de Florida. Sucedió que durante un acto público, representando a la mencionada Asociación, el que se realizó en la Plaza Asamblea, hizo uso de la palabra empleando conceptos muy duros que molestaron a las autoridades de turno, siendo “invitado” al finalizar su alocución, a concurrir a dar explicaciones de sus dichos a la Jefatura de Policía de Florida.

Siempre mantuvo contacto con Wilson Ferreira Aldunate y otros exiliados, manteniendo reuniones clandestinas con dirigentes locales y nacionales, bregando siempre por el retomo de Wilson, el alejamiento de los militares del poder y la vuelta a la normalidad institucional. Participó activamente por el NO en el plebiscito constitucional de 1980, opción que resultó triunfante y que abrió el (por entonces todavía largo) camino hacia la-democracia. Hizo campaña por la triunfante lista QAE en las elecciones internas de los partidos políticos en el año 1982. En 1984, fue nuevamente candidato a Intendente Municipal siendo la 62 la lista más votada a nivel departamental, aunque, por la ley de lemas, el triunfo quedó en manos del Partido Colorado, viendo así postergadas una vez más sus aspiraciones.

En 1985 y por pedido expreso de Wilson Ferreira, pasa a integrar como interventor el directorio del Banco Comercial, dejando el referido cargo en 1987. En 1989 nuevamente es candidato a Intendente y nuevamente la lista 62 resultó ser la más votada, gana el Partido Nacional el gobierno departamental, pero la multiplicidad de sub lemas que apoyaron la candidatura de Cono Alfredo Brescia sumó más votos, por lo cual fue éste quien asumió como intendente hasta 1995. Entre 1990 y 1995 actuó como Senador de la República, siendo suplente del Dr. Alberto Zumarán. En 1995 se postula a Representante Nacional no alcanzando los votos necesarios, posteriormente a esa elección sería designado Director de ANTEL.

Por fin, en el año 2000 alcanza el cargo de intendente Municipal de Florida convirtiéndose en el primer Intendente del siglo XXI. En el 2005 intenta la reelección pero la gran comente a nivel nacional que existió entonces a favor del Frente Amplio y los lamentables enfrentamientos internos en nuestro el partido nacional, trajeron aparejado el triunfo departamental de la coalición de izquierda, por escaso margen de 372 votos. Sin duda que la crisis del 2002 y la epidemia de aftosa, en un departamento ganadero y lechero como el nuestro, conspiraron contra la gestión de Andrés Arocena, redujeron las recaudaciones en las arcas municipales – y se tuvo que atender un sinnúmero de pedidos de gente muy necesitada en situaciones que requerían una rápida solución.

Ayudó con recursos municipales pero también, muchas veces, más de lo que imaginamos, echó mano a su bolsillo ante situaciones desesperadas, a familias de todos los partidos políticos, a ciudadanos que estaban pasando situaciones límites, él siempre los ayudó de una u otra manera. Y casi sin que pudiéramos damos cuenta, se nos fue un caluroso enero.

El nombre propuesto para designar la viaja calle pública Nº 60 de nuestra ciudad fue en memoria de Andrés Arocena Noceti la cual fue renombrada y pavimentada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: