ADIÓS A UNA LEYENDA

El fútbol está de duelo: murió Diego Armando Maradona a los 60 años. Se fue una leyenda de la pelota, inolvidable, a la gloria eterna. La noticia conmovió a todos y al mundo del fútbol: Diego Armando Maradona murió el miércoles en Buenos Aires a los 60 años. “Sufrió un paro cardiorespiratorio en la casa de Tigre tras su operación en la cabeza” informó el diario Clarín. El fallecimiento del histórico ex futbolista argentino y crack, campeón del mundial de México 1986 con la camiseta albiceleste, remueve el sentimiento por la pelota en el planeta. Es el adiós a una auténtica leyenda, al 10 que maravilló en el verde césped, glorioso también en el Napoli de Italia, campeón e ídolo, único. Sufrió problemas de salud que se agravaron en los últimos tiempos. Era el entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata. En la cancha dejó el legado de su estampa de genio en Argentinos Juniors, Boca Juniors, Barcelona de España, Napoli, Sevilla, Boca y Newells. Luego comenzó su carrera como entrenador en Mandiyú de Corrientes, Racing de Avellaneda, dirigió a la selección de Argentina en el mundial de Sudáfrica 2010, en Emiratos Árabes y Dorados de Sinaloa, México antes del regreso a su país como técnico de Gimnasia. Dirigió a la selección de Argentina en el mundial de Sudáfrica 2010. El 24 de junio de 2000 compartió la despedida de su amigo Carlos «Pato» Aguilera en el Estadio Centenario jugando aquella noche ante Peñarol. Enzo Francescoli, Nelson Gutiérrez, Juan Ramón Carrasco, José Perdomo, José Herrera, Marcelo Otero y el chileno Ivo Basay formaron parte de la noche especial. Maradona, en viaje a la gloria eterna. Se fue un grande, un campeón, el mejor de todos. Se fue una leyenda del fútbol mundial, y así lo recordaremos. Gracias Diego por tu magia, el fútbol está de duelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: