ANIVERSARIO Nº 36, PASAN LOS AÑOS, TODO ESTÁ GUARDADO EN LA MEMORIA

Hace exactamente hoy 36 años nuestro Quilmes se consagraba como Campeón del Interior de Clubes de OFI, máximo título que un club de tierra adentro puede alcanzar. Aquella tarde de Tacuarembó el grito del QUILMES CAMPEÓN retumbó fuerte en todos los rincones del Estadio Goyenola y traspasó el hormigón del mismo para ser escuchado atronador en todo nuestro país. La ruta 5 se vistió con los colores azul y blanco y una eufórica caravana regreso al terruño pletórica de alegría. Pasaron ya 36 años, muchas de las personas que forjaron la hazaña ocupando distintos lugares ya no están con nosotros y para quienes permanecemos en este mundo nos parece que fue ayer. Este relato y un sinnúmero de vivencias están guardados en mi memoria y en la memoria de todo quilmense que pudo vivir esa hazaña, hazaña que con el paso del tiempo se agiganta cada vez más. Nacimos en Casa de los Uría por iniciativa de un grupo de soñadores que imaginaron un cuadro de fútbol sustentado en valores que perduraran en un largo camino. Y vaya si lo lograron. Repasando nuestra historia nos encontramos con actos poco comunes de caballerosidad deportiva donde la palabra empeñada vale más que cualquier papel firmado. Quilmes trae en sus genes el hoy llamado «Fair Play», Juego Limpio Deportivo, inculcado por sus fundadores, desde su nacimiento, donde uno de los ideales de esos primeros Dirigentes era conseguir en las canchas » Triunfos Nobles o Derrotas Honrosas», pidiendo también a sus defensores » la unión entre sí, el respeto al público y a sus adversarios». Llegamos hasta nuestros días y creemos, humildemente, no haber defraudado en sus propósitos y mandato a nuestros fundadores. En 85 años de existencia vaya si hemos tenido «triunfos nobles y derrotas honrosas» aprendiendo en el camino recorrido a «Ganar sin jactancia y a perder sin excusas”. El 23 de Junio de 1985 obtuvimos el TRIUNFO MÁS NOBLE QUE NUESTROS FUNDADORES PUEDAN HABER SOÑADO. Esa tarde vive en nuestros corazones como también vive en nuestros corazones nuestro presente, un presente complejo en épocas de pandemia, un presente que Quilmes construye día a día porque sus mujeres y hombres tozudamente, pero con mucha responsabilidad, enfrentan, de distintas formas, cumpliendo las disposiciones sanitarias hoy vigentes. Nuestro gran presente está a la vista, trabajando en las medidas de nuestras posibilidades como una gran familia fin de semana tras fin de semana para hacer de nuestro Complejo Deportivo un Complejo modelo reconocido en todo el Uruguay. Quilmes no sólo es Fútbol, es Fútbol Infantil y Femenino, es BASQUET, es Hockey, es FAMILIA. Este es nuestro presente: Construcción de 2 canchas de Fútbol 5 – 7 de Césped Sintético, una de ellas techada. Construcción primero y luego ampliación de nuestro Salón Multiuso. Construcción de nuestro Gimnasio, Colocación de riego automatizado. Piso de nuestra cancha espectacular sembrado con semillas de primera calidad. Mejora sustancial de nuestra Red Lumínica. En proceso de construcción de nuestras nuevas canchas de Fútbol Infantil y Cancha de Alternativa Fútbol 11. Comodato con ANEP. Inserción en nuestros Barrios con fuertes vínculos con la sociedad civil y educativa. Entrega en Préstamo de parte de nuestro terreno, firma de convenio mediante, a la IDF para la construcción de una calle que permite una comunicación más fluida para todos nuestros vecinos. Ese es nuestro presente, un presente lleno de gratificaciones, de mujeres y hombres comprometidos sencillamente POR AMOR A LA CAMISETA. Un presente que nuestros Campeones del 85 sabemos que disfrutan porque sienten sin temor a equivocarme que tanto esfuerzo valió la pena. SALUD CAMPEONES…!!! Héctor Eduardo BRUNO ORLANDO – “Toto” Bruno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: