Arbeleche valoró interacción público-privada para ampliar comercio y flujo de bienes

Aduanas debe ser abierta, analista, en contacto con operadores, liderar el comercio exterior y facilitar las operaciones, sin desmedro del control y la recaudación fiscal, indicó su director, Jaime Borgiani, en la apertura de la 4.ª Jornada de Derecho Aduanero. La ministra de Economía, Azucena Arbeleche, valoró el trabajo de ese organismo para mejorar y ampliar el comercio y flujo de bienes de Uruguay en época de pandemia.

Organizada por la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), la instancia se desarrolló este jueves 17, en modalidad virtual. También participaron el fiscal de Corte y procurador general de la Nación, Jorge Díaz, y el adjunto a la Dirección de la División Técnico Fiscal de la Dirección General Impositiva, Leonardo Bon, además de representantes de otras instituciones públicas y privadas.  Las normas aduaneras proyectadas en la ley de presupuesto y las medidas adoptadas ante la pandemia en materia aduanera y tributaria fueron los temas abordados. Para el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), es fundamental la interacción entre el sector público-privado, la academia, quienes diseñan y aplican la política aduanera y los operadores, porque permite revisar en forma constante la normativa vigente, lo que contribuye a un mejor y mayor comercio y flujo de bienes, indicó Arbeleche. “Esta jornada nos encuentra en un año muy particular, donde la Aduana ha sabido dar una respuesta muy efectiva y rápida desde el inicio de la pandemia”, remarcó. La secretaria de Estado recordó que, desde el 13 de marzo, se trabajó en forma articulada con la DNA para elaborar una cantidad de artículos que, a partir del 10 de diciembre, integran la ley de presupuesto nacional. Además, destacó que esta semana fue particular para el comercio exterior uruguayo, porque el país finalizó la presidencia pro tempore del Mercosur. “Hemos mostrado cómo el país avanzó y estamos más próximos del principal objetivo que nos habíamos fijado como bloque en este semestre, que era el acuerdo Unión Europea-Mercosur”, añadió. Mencionó que Uruguay pidió un Mercosur más flexible, efectivo y realista. “Lo que estamos necesitando son resultados concretos y, en ese sentido, abrimos la discusión a otras posibilidades de relacionamiento con el exterior”, dijo. Asimismo, informó que, en la cumbre, se compartieron los avances internos del bloque en materia aduanera y dio como ejemplo la administración de los cupos. En tanto, el director de Aduanas explicó que la jornada se enmarca en las funciones y cometidos de contar con una aduana moderna y expandir el conocimiento de comercio exterior a operadores públicos como privados, fomentando la transparencia, además de profesionalizarla y tecnificarla.  “Debemos tener una aduana abierta, analista, en contacto con operadores, liderando el comercio exterior en función de los lineamentos transmitidos por el Ministerio de Economía, facilitando las operaciones, sin desmedro del necesario control y de la recaudación fiscal”, agregó Borgiani.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: