Comité Departamental de Emergencia continúa con la entrega de agua ante el déficit hídrico

El Comité Departamental de Emergencia continúa con la entrega de agua ante el déficit hídrico. Desde el 4 de enero de este año se han entregado aproximadamente 200 mil litros.

Las seccionales más afectadas incluidas en la declaración de Emergencia Agropecuaria en el departamento de Florida por la falta de lluvias son la 2a, 6a, 11ª, 12ª y 14ª, la emergencia se concreta en base a los datos brindados por el Sistema Nacional de Información Agropecuaria que evalúa indicadores de forma semanal, y el agravamiento general de la situación de los últimos días, en el resto del departamento la condición de los suelos también se va complicando. «Es una situación compleja en cuanto al déficit hídrico en el departamento y que notoriamente se ha ido agravando en el último mes, y aún puede ser más grave por la época del año en que estamos cuando todavía faltan dos o tres meses de verano», dijo el Ing. Gustavo Díaz de la Oficina Departamental del Ministerio de Ganadería. Ese deterioro se presenta en los porcentajes de agua disponible en el suelo, la vegetación, el índice de vegetación y el índice de precipitaciones, entre otros, «hemos estado recorriendo y tratando de ser una herramienta más de información hacia el Ministerio de Ganadería a la hora de valorar la situación», indicó el Ing. Díaz, «encontramos que en términos generales la situación no está tan dificultosa como por ejemplo encontramos en el año 2018, pero con la declaración de Emergencia Agropecuaria este año y a la altura en que estamos se puede llegar a la misma situación, el 23 de diciembre ya las autoridades habían decretado la medida de Emergencia Agropecuaria para las Seccionales Policiales ubicadas hacia el este del departamento que son la 2ª, 6ª, 11ª, 12ª y 14ª que eran claramente las que estaban en peor situación», dijo Díaz y agregó que ahora también está afectando otras zonas, «pero el déficit hídrico viene avanzando en el sur del país en dirección este y oeste, y observando los últimos reportes del sistema de monitoreo del INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) en cuanto a agua que el suelo tiene vemos que hay otras seccionales policiales gravemente afectadas, así que tenemos que esperar que se evalúe toda esa situación por parte de las autoridades y con los propios productores que son los que viven día a día la problemática para recabar una mejor información. El eje de la ruta 7 es la zona por ahora más afectada del departamento en donde se llega a menores valores de estimación de agua disponible en el suelo y en particular también por la características de la zona que está ubicada en el dorsal próximo a Cuchilla Grande que es una zona alta, corresponde a las seccionales 11 y 12 donde se da una secuencia muy grande de suelos muy superficiales con alta peligrosidad», subrayó Díaz, «allí los productores tienen pocas posibilidades de hacer mejoramientos, la compra de reservas les salen caras porque las tienen que traer de distancias muy largas, entonces son un cúmulo de dificultades que agravan la situación, pero además en el norte del departamento en zona próxima a Durazno también se está complicando el déficit hídrico, ayer hablábamos con un productor preocupado también por la presencia de langostas que no son las argentinas sino las que tradicionalmente vemos en Uruguay donde los insectos en condiciones de falta de agua se reproducen y compiten en el consumo de pasto, porque el principal mecanismo de control poblacional de este tipo de población son de enfermedades como hongos y bacterias que se manifiestan con condiciones húmedas, ese es otro tema en el que vamos a tener que estar muy atentos», sostuvo el Ing. De la Oficina Departamental del MGAP, «reitero que no estamos hablando de la langosta migratoria de Argentina que tuvimos un evento en invierno sino que es la común de Uruguay», aseveró y habló también de los beneficios para los productores incluidos en la declaración de Emergencia Agropecuaria y de los créditos para los productores familiares y aquellos que tengan menos de 500 hectáreas Coneat. Los montos serán otorgados por unidad ganadera (hasta 300), y el pago será de 25 dólares por cada unidad vacuna y 40 dólares por unidad lechera, «lo que comprende es la posibilidad de utilizar dineros del Fondo Agropecuario de Emergencia para las herramientas que el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca evalúe sean los mejores para auxiliar a los productores, en esta oportunidad se ha decidido utilizar convenios del Banco República que tiene dentro de sus líneas de crédito consideradas específicamente para estos casos de déficit hídrico», mencionó Díaz

Deja un comentario...