Importantes logros del 1er. Encuentro mundial de centros braille

Este encuentro mundial virtual, que lleva ya dos meses de instalado en redes, surte ya sus primeros logros en cuanto a la reciprocidad e intercambio de experiencias de varios países. En los últimos días se ha compartido con el mundo tutoriales en vivo de clases de Educación Física para ciegos y baja visión, un aporte fundamental para tiempos de reducida movilidad por la pandemia. Por su parte el Centro Braille de la IDF, logra interactuar también, mostrando realidades de impacto inclusivo relevante. Es así que Florida debutó presentando en homenaje al Mtro. García esta nota del Diario el País de 2014. 1er.programa de TV, hecho por ciegos del Centro Braille de la Intendencia de Florida El ingenio optimiza el espacio en Florida Televisora Color (FTC), canal de cable floridense. Es una casa de dos pisos llena de recovecos, mamparas de maderas, cables y enchufes. La magia de la televisión permite cuatro locaciones para magazines, ciclos deportivos, informativos y de entretenimientos. El estudio principal, de no más de 50 metros cuadrados, alberga al noticiero, al humorístico ASS (Atrapados sin salida) y a Luz en la oscuridad. Para llegar ahí hay que subir una pequeña escalera, de sólo cuatro peligrosos peldaños, complicados para una persona ciega. Ciegos como los conductores de este último programa. Subir la escalera nunca ha sido un problema para Alejandra Abal (49) y José Andrés García (58), conductores de ‘Luz en la oscuridad’, programa televisivo semanal que FTC presenta como el primero producido, guionado y conducido por personas ciegas en Uruguay, y que está en el aire desde septiembre de 2012. Eso y enfrentar las cámaras, que no pueden ver, no son más que otros obstáculos a superar. Esta idea nació de los propios asistentes al Centro Braille departamental. Fernando Giordano, su encargado, habló con el director de FTC y consiguió una media hora semanal los martes a las 20 horas, sin costo ni rédito; no hay publicidad. «Nosotros somos solo la cara visible, nos apoyan todos los compañeros del Braille», dice José Andrés, maestro jubilado, quien perdió la visión a causa de una diabetes hace seis años. Viudo, tiene dos hijas, dos nietas y una misión en la televisión: «Tratar de que no se nos mire por la discapacidad sino por lo que somos. Siempre hemos estado (los ciegos) como apretados contra las paredes, tratamos de salir a la calle con nuestros bastones para marcar presencia, somos ciudadanos como todos, solo que perdimos la vista». La sala de control y los monitores están en el mismo estudio. Celebra la vida, de Alex Fernando, es la cortina musical del inicio. Por toda escenografía, hay dos sillones de cuero sin posabrazos -los mejor enfundados de todo el canal- y un cartel que reza «Florida departamento amigo», «Dirección Nacional de Administración» y «Centro Braille Municipal». Micrófonos en mano, José y Alejandra saben perfectamente dónde está la cámara fija. El jefe de operadores Pablo Lissio dice «aire» y comienza la función. ALAIRE José y Alejandra son más que la cara del programa. También gestionan las entrevistas y el contenido. Ya se han acostumbrado a ser reconocidos en las calles de Florida. FTC forma parte de Video Cable Florida Digital, presente en la capital departamental, Santa Teresa, Cardal, 25 de Mayo y la zona rural cercana; según el operador Freddy Caula, hay unos ocho mil hogares abonados al sistema. El programa habla de las actividades del Centro Braille y las posibilidades que el lugar ofrece, y suele tener como invitados en el estudio a expertos en temas de la vista, ya sean médicos o docentes de manualidades especializados en este tipo de población. «No es un programa pensado solamente para ciegos», acota sin embargo Alejandra, con una sonrisa que deja en evidencia lo imposible de tal cosa en el medio más visual de todos. Una vez invitaron a la fundación local Recrear, que trabaja con niños autistas, para difundir sus actividades. Ese día, el espacio quedó chico entre niños, madres y emociones. «Fue increíble que ellos (José y Alejandra) dispusieran su media hora para los demás. Cuando uno piensa que es a ellos a quienes hay que ayudar, ellos fueron quienes ayudaron a los demás», dice Freddy Caula, conmovido. Todo gira en torno a una palabra: superación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: