LA MANO DE TODOS PARA AYUDAR A UN FLORIDENSE

Reymundez contó su historia en Chile, alejado de su familia: «mi hija me extraña, pide por verme y no tengo que responderle». El ex jugador de Cerro, Wanderers, Sud América y Fénix entre otros equipos uruguayos Leandro Reymundez, escribió un hilo en Twitter con un pedido de «ayuda» público, ya que «la depresión ha llegado a mi vida». Reymundez, en las redes sociales, contó que hace dos meses viajó a Chile a jugar al fútbol, al Deportes Iberia de categorías de ascenso y allí comenzó a vivir una «pesadilla» que lo llevó a su estado anímico actual. «Vine a jugar al futbol que es mi trabajo y mi familia quedó en Uruguay», expresó en referencia a su pareja e hija de cuatro años de edad, a la espera de: «que me instalara para luego venir». Explica que esperando ese momento: «Chile decide cerrar sus fronteras (por la crisis sanitaria a nivel mundial) y ahí empezó todo mi malestar, día a día me fui debilitado, ya que mi hija me extraña, pide por verme y no tengo que responderle». «Al día de hoy no quiere verme por llamada porque se pone mal y triste», relató el futbolista de 29 años de edad: «no quiere ir a su escuela, y muchas cosas más. Ahí empiezo yo, a no querer comer, llorar todo el día, no poder dormir y mi notable baja de peso, ataque de pánico, una tortura realmente». «Todo el club, compañeros y cuerpo técnico», a los que manifestó estar agradecido: «están a disposición de ayudarme pero no encontramos una solución, no me queda otra que pedirles por favor a todos mis colegas jugadores de futbol, y a la gente que pueda ayudarme a compartir». «Hoy por suerte puedo expresarlo, ya que hay oportunidad de que vengan, hay excepciones, pero intenté en el consulado de Chile en Uruguay y sin respuestas. Intenté en muchos lados y nadie le importa la salud más que nada de una persona», continuó. «Créanme que si hago esto es porque lo necesito. Después es fácil decir y actuar cuando ya es tarde, es ahora. Por favor tengo todo para que mi familia venga, solo necesito ayuda. Gracias», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: