Policías y bomberos buscaron sin éxito en la zona de Chamangá, en el departamento de Flores.

Amparo Fernández fue asesinada en junio de 2019. Desde ese entonces su homicida dio cuatro versiones distintas del hecho.

La primera versión fue que discutió y la había dejado en una parada de ómnibus, y no supo más nada de ella. La segunda versión fue que sufrió un accidente, se cayó de la camioneta y que asustado por la situación arrojo su cuerpo al rio Yí. Allí la buscaron por dos meses, pero sin éxito. La versión que mantudo hasta el día del juicio que lo condenó a 26 años de prisión, es que la habían secuestrado cuatro personas que viajaban en una camioneta y que por temor a las represalias, no había denunciado el hecho.

Finalmente el hombre confesó a la policía que había asesinado a Amparo y que había dejado su cuerpo en una zona lejana, unos 60 km, al establecimiento donde estaban. La Policía buscó en Paraje Chammangá durante horas, pero no aparecieron señales de Amparo.

. “Se encontraron cosas que estaban en el monte y se van a analizar, pero nada que vincule a Amparo Fernández”, dijo Rubén Saavedra, jefe de Policía de Florida y agregó: “Es una versión poco creíble”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: