Sembrando Emprendedores y la empresa BAS visitaron la cárcel de mujeres

«Surgió la idea a través del programa Sembrando de generar algo de mayor cooperación, justamente para apoyar que las reclusas puedan salir con un oficio, así que estamos abiertos desde BAS para colaborar con capacitaciones, con insumos y con lo que se requiera de la marca para que puedan trabajar y que eso genere un valor para ellas el día de mañana. Para nosotros es muy importante participar y principalmente hoy vinimos a hacer el primer recorrido y conocimiento de su trabajo», explicó la gerenta general de BAS, Magdalena Mutio. Sembrando Emprendedores lleva adelante iniciativas en establecimientos penitenciarios e impulsa el aprendizaje de oficios trabajando en conjunto con el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR). «A nosotros siempre nos gusta decir que proyectamos y hacemos y sobre eso es que estamos tratando de construir. Esta visita era justamente para que ellas puedan ver con qué maquinaria se contaba, cuál era también el compromiso de parte de la Unidad, que es mucho y por suerte, como les digo siempre cada vez que me voy de acá, me voy muy contenta viendo la responsabilidad y los cambios para mejor que hay cada vez», señaló Lorena Ponce de León, impulsora del programa Sembrando Emprendedores. También se refirió especialmente a las mujeres privadas de libertad y a la importancia de aprovechar las oportunidades para capacitarse. «Un tropezón no es caída, y que esa caída te haga más fuerte y si te dan la oportunidad no le des la espalda y aprovechá que de repente puede ser tu camino en el cual vayas a transcurrir una cantidad de años y te pueda generar un oficio y te pueda dar una oportunidad», finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: