Un joven de 21 años quien portaba dispositivo electrónico por un hecho de violencia doméstica resultó condenado por haber dañado el dispositivo

Un joven de 21 años quien portaba dispositivo electrónico por un hecho de violencia doméstica ocurrido en el mes de abril, resultó condenado y deberá pagar una multa de 20 UR por haber dañado dicho dispositivo.

En abril del corriente año, personal de la Unidad Especializada en Violencia Domestica y Género de esta Jefatura recibieron aviso de que en una finca sita en calle Pública 5 se había originado un incidente entre una mujer de 72 años y su nieto de 21 años.

Tras lo mencionado con anterioridad se comenzó con los trabajos por un hecho de violencia doméstica, siendo enterada la autoridad judicial competente.

Durante el transcurso de las actuaciones, se decretaron medidas cautelares entre las partes, consistiendo estas en prohibición de acercamiento y comunicación, a posterior se dispuso custodia policial para la víctima y en el mes de junio quedaron sujetos al monitoreo de dispositivo electrónico.

Tras activarse la alerta de dicho dispositivo en dos ocasiones y constatarse en la última de esta el daño y/o retiro del mismo, se activaron los protocolos en forma inmediata siendo enterada la autoridad judicial.

Fue así que en la jornada del día de ayer y mediante proceso abreviado se decretó la condena de P.G.C.S como autor penalmente responsable de un delito de retiro o destrucción de medios o dispositivos electrónicos a la pena de diez (10) meses de prisión, la que se cumplirá en régimen de libertad a prueba y de 20 UR de multa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: