Año Nuevo 2022: Sacerdote llama a católicos a no creer en supersticiones

Dic 31, 2021

POR HARUMI SUZUKI | ACI Prensa El rector del Colegio Santa Rosa de Chosica (Perú) y vicario de la parroquia Santo Toribio, fray Paulo Saavedra López, animó a los fieles a vivir el año nuevo entregando la vida a Dios y no dejarse llevar por cábalas para la buena suerte o pronósticos que aseguran saber lo que depara el futuro.

 En una entrevista realizada el año pasado, el P. Saavedra indicó a ACI Prensa que un católico, «un creyente que se forme», no se aventura «libremente y de manera arbitraria a creer algo que no tiene sustento», y recordó que no es correcto recurrir a ritos o cábalas para la buena suerte. Fray Saavedra señaló que los fieles no deben dejarse llevar de «buenas a primeras» por los pronósticos que suelen darse los días previos a la tradicional celebración del año nuevo, pues un católico es quien busca formarse constantemente para actuar siempre de acuerdo a la fe. «Es más correcto apelar a que el Señor me bendiga en el próximo año, a querer unirme y acercarme más a Él para que viva un año entregado a Él poniendo todas las cosas, mis bienes, mi familia, a sus pies», resaltó.

El sacerdote instó a buscar en este tiempo un momento para reflexionar «cómo voy a ofrecer mi año al Señor, que le ofrezco a Él», para «saber afrontar todos los retos que nos puedan venir». Debemos analizar «cómo voy a vivir mejor el Evangelio, que me quiere dar el Señor», agregó. Fray Saavedra indicó que es momento para que los fieles dispongan el corazón y reflexionen qué pueden ofrecer en sus vidas al Señor, para caminar con fe, confianza y esperanza junto a Dios el próximo año. Además, recordó que en este tiempo de año nuevo se debe agradecer el vivir en familia y comunidad, y señaló que los fieles deben dejar sus vidas a «manos del señor, confiando siempre en Él y con la esperanza de que Él nos atenderá también». En ese marco, subrayó que un joven católico ha de responder a Dios con «una actitud llena de la dinámica de la cruz», donde lleve vida y claridad a donde haya muerte y oscuridad, con fe y generosidad, en «una actitud siempre nueva».

«Estamos siempre llamados a vivir esa vida plena que el Señor nos invita, a unirnos a Él para experimentar su muerte y su vida en nosotros y así compartirlo con los demás», agregó. Finalmente, instó a los sacerdotes a insistir en la formación sobre estos temas a los fieles, que, por un pobre conocimiento en la fe, suelen caer en ritos y cábalas para tener un próspero año nuevo.

Deja un comentario...