• 28 de junio de 2022

Censo Nacional 2023 será obligatorio e implicará trabajo de campo de 10.500 personas

Ago 11, 2021

El Instituto Nacional de Estadística (INE) presentó, este jueves 5, el proceso que se lleva adelante para realizar el Censo 2023, que ofrecerá nuevos datos demográficos de Uruguay. El titular del INE, Diego Aboal, sostuvo que el registro, que requerirá de 10.500 personas para el trabajo de campo, será obligatorio y permitirá conocer la cantidad de habitantes, viviendas y hogares. En el acto, desarrollado en la Torre Ejecutiva, participaron, además de Aboal, el titular de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y presidente de la Comisión Nacional de Censo, Isaac Alfie; el director del Censo 2023, Leonardo Cuello; el subdirector del INE, Federico Segui, y la asesora externa Rosa Groskoff. También asistieron a la presentación el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado; la ministra de Vivienda, Irene Moreira; el ministro interino de Economía y Finanzas, Alejandro Irastorza; el presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Hugo Odizzio, y el titular del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), Sergio Rico, entre otras autoridades. El INE realizará en 2023 el noveno censo de población, el quinto de hogares y el séptimo de viviendas. Sus características serán las de un censo de derecho, similar a los de 2004 y 2011, lo que supone registrar a toda la población del país en la vivienda u hogar donde reside habitualmente. Aboal expresó que esta iniciativa es la mayor operación estadística del instituto y que genera información de relevancia para todo el país. Asimismo, celebró el apoyo de la OPP, que priorizó el proyecto y adjudicó los fondos necesarios. El cronograma de actividades comenzó en el año 2020, habrá pruebas piloto durante 2021, otra etapa de registro experimental en 2022 y se concretará el trabajo de campo en 2023. La cobertura será universal, mediante un cuestionario al que la ciudadanía puede hacer aportes en el sitio web del INE. El jerarca explicó que el personal de campo será contratado, para asegurar la cantidad necesaria, y que la muestra se tomará con dispositivos electrónicos que facilitarán el procesamiento de los registros. Además, se realizará una evaluación para calificar la calidad de los datos obtenidos. «Es un censo tradicional de golpear puertas», relató.

Deja un comentario...