• 25 de junio de 2022

La Planta de Elaboración de Explosivos ubicada en la ruta 56 realizó el cambio de autoridades

Feb 22, 2022

El Mayor Ignacio Echevarría oriundo de Florida asumió como Jefe de la División del Departamento de Fabricación y Polvorines del SMA del Ejército, la Planta de Elaboración de Explosivos del Servicio de Material y Armamento ubicada en la ruta 56 realizó el cambio de autoridades. La Planta del PESMA es la única fábrica de explosivos que está a cargo del ejército en Uruguay.                         

“Para la carrera de un oficial y para la jerarquía de Jefe asumir el comando de cualquier unidad es muy importante y más por las generales de la ley porque yo soy de esta ciudad, entonces para mi es un honor asumir la jefatura del PESMA”, dijo Echevarría, “y mucho más aun siendo esta la única fábrica de explosivos con que cuenta la República Oriental del Uruguay y está a cargo del ejército, entonces para mí es un honor que el superior me haya dado la responsabilidad de comandar esta unidad”, destacó. El Mayor Ignacio Echevarría cursó la Escuela Militar desarrollando posteriormente la mayor parte de su carrera en el departamento de Maldonado en el Batallón de Ingenieros No 4, “participé en cuatro misiones operativas de Paz en el Congo, y también presté servicios espontáneamente en Montevideo, ahora me tocó asumir esta Jefatura pero hasta la semana pasada me desempeñé como Jefe del Departamento de Explosivos del Servicio de Material y Armamento que es la parte comercial del PESMA”, agregó, en referencia a que el PESMA se encarga de la fabricación de los explosivos y el Departamento de Explosivos se encarga de la comercialización y asesoramiento a nivel nacional en el tema de la explotación de canteras, y habló del nuevo desafío que ahora representa comandar la Unidad, “el desafío es continuar la labor de mi predecesor , y más teniendo en cuenta las obras que el gobierno central está realizando como es UPM2,  las obras del Ferrocarril Central y las que se van a licitar este año”, subrayó el novel jefe del PESMA, “eso va a insumir mucho consumo de explosivos,  a modo de información el 80% de lo que  un ser humano consume a lo largo de su vida está relacionado con  los explosivos”, dijo, citando como ejemplo el celular, “ tiene componentes que salen de las minas”, agregó, y citó otros ejemplos, “uno en la casa tiene la varilla, el cemento que salen de las minas , las minas se explotan con explosivos”, e insistió en que el 80% de la vida del ser humano está relacionado el uso de explosivos, y respondió a la pregunta de si existiría la posibilidad de que los explosivos no fueran sonoros, •”el explosivo insonoro no existe”, dijo, “, lo que sé existen accesorios de voladuras que hacen retardar el explosivo, entonces se bajan los decibeles de contaminación auditiva, una cantera cuando usa explosivos puede provocar contaminación auditiva y contaminación vibratoria lo que sí es importante porque en caso de haber edificaciones cercanas podrían provocar rajaduras y otros daños en su estructura”, apuntó Echevarría, agregando, “la contaminación sonora depende de muchos factores, por ejemplo cuando el cielo está nublado y la capa ionosférica está baja en caso de una detonación las sondas rebotarán más abajo propagándose por más distancia”, señalando que lo contrario ocurriría si el cielo está despejado. El estado a través del ejército tiene el monopolio de la fabricación y comercialización de los explosivos, “ha pasado que en obras de gran envergadura se utilizan explosivos que nosotros no fabricamos, controlamos la ficha técnica de la obra y autorizamos la importación en carácter de excepción de ese material explosivo”, afirmó. A poco de asumir el Mayor Ignacio Echevarría envió un comunicado el coordinador del CECOED Cono Arrúa informándole sobre las actividades que la unidad tiene previstas, en él se indica que de lunes a viernes en el horario de 11 a 16 horas se realizarán pruebas de Materiales Explosivos que podría generar contaminación auditiva dependiendo de la cercanía, de lunes a domingos en el horario de 8 a 18 horas se procederá a destruir explosivos vencidos los que podrían provocar contaminación visual con humo blanco y negro, esta actividad se desarrollará hasta el 28 de febrero.

Deja un comentario...