Mons. Martín orientó el primer retiro Diocesano

El primer retiro diocesano del año se desarrolló en el Domingo del Buen Pastor en la Casa de Retiros. En la mañana, el Obispo invitó a rezar al Espíritu Santo con la secuencia de Pentecostés y a disfrutar de la creación en un día luminoso y cálido.

Luego la reflexión estuvo centrada en “Habitar consigo mismo”, un texto que motiva a hacer silencio, bajar las resistencias y encontrarse con uno mismo para aceptar también aquellas cosas que no nos gustan de nosotros mismos. Antes del mediodía rezamos el Rosario caminando por el parque.

En la tarde la reflexión llamó a imaginar “la Iglesia que soñamos”, en la que el clericalismo, el “cortarse solo” y el temor son obstáculos a quitar para ser evangelizadores activos en el lugar en el mundo que nos toca vivir. Previo a la Misa de cierre, los participantes compartieron sus impresiones y experiencias.

Los retiros diocesanos son una oportunidad privilegiada para hacer una pausa en nuestras vidas, encontrarnos con Jesús y seguir animosos la peregrinación de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *