• 24 de septiembre de 2022

Vecinos sobre la avenida Guglielmetti piden ayuda de las autoridades por aglomeraciones de jóvenes

Ago 10, 2021

Vecinos que viven sobre la avenida Guglielmetti y zona de influencia de la Plaza Rómulo y Remo (Plaza de la Loba), Plaza José Pedro Varela, Plaza Gallinal y aledaños, analizan con técnicos la iniciativa de instalar cámaras de video vigilancia, preocupados por la juntada de muchos jóvenes principalmente durante los fines de semana. Hasta altas horas de la madrugada provocan desmanes, realizan picadas, escuchan música a alto volumen, hacen rugir sus motos sin silenciador transitando sobre las veredas en una sola rueda, además de robos, situación que no deja dormir a las familias del lugar además de la inseguridad que genera. «Tenemos la Plaza de la Loba, la Plaza del Quijote; Plaza Gallinal, José Pedro Varela, la Plaza de los Vascos o el árbol de Guernica», dijo a CAMBIOS Edgardo Matos vecino de la calle Juan I Cardozo, «hay varios espacios públicos abiertos que llaman a que la gurisada se junte y eso es algo que me parece bárbaro, nos encanta compartir un barrio precioso como el que tenemos», sostuvo, «el tema es que a algunos se les va la mano y andan jugando carreras, estás una hora parado en la diagonal y ves cuatro o cinco gurises que pasan en una sola rueda en la moto, suben arriba de la vereda, los fines de semana los viernes y sábados están hasta las 2, 3 o 4 de la madrugada al palo y garrote en la Plaza de la Loba», dijo Matos haciendo referencia a que están con música a todo volumen, ruidos molestos de motos, carreras, picadas, entre otras, «hace pocos días lamentablemente tuvimos un accidente grave en esta esquina, ha habido otros accidentes aunque por suerte en ese sentido se ha ido mejorando, el otro tema es por ejemplo que el grill que está en Plaza Varela lo han robado varias veces, también han robado garrafa de algunos vecinos, no digo que sean siempre los mismos pero hay gente que anda choreando, son chorros, ladrones o como quieran llamarlos que se mezclan con los demás», afirmó, «no sé si además consumen alcohol y otras cosas porque no voy a vichar que es lo que hacen», agregó y dijo que han trasladado la problemática a las autoridades departamentales, «hablamos hace poco con la gente de la intendencia , con gente también de la jefatura de Policía, nos atendieron muy bien pero no hemos encontrado una solución, han estado aquí personas de control de tránsito que tiene la intendencia que están en el tema de las cámaras de vigilancia, enviaron más patrullaje de la Brigada Municipal, también vemos a la policía que pasa por aquí pero insisto que no hemos encontrado una solución», indicó, y se refirió a la intención de instalar cámaras de video vigilancia que serían monitoreadas por el Ministerio del Interior, la Intendencia y hasta por los propios vecinos, «queremos tener un control total o por lo menos disuadir a la gente que viene y tiene ganas de robar, por supuesto no hablamos de aquellos que toman mate o conversan simplemente, estamos tratando de poner cámaras, aún no sé cuántas serían, pero tenemos a técnicos especializados que están estudiando el tema y dirán cuántas cámaras serían suficientes, pero sí puedo adelantar que van a ser unas cuantas», aseguró, comentando que aún no hay un presupuesto establecido para la iniciativa, «todo lleva su proceso, tenemos que presentar un proyecto, vamos a hablar con las autoridades y pedir algunos permisos pero estamos en camino, después que estén instaladas vamos a tener acceso a las cámaras algunos vecinos, el Ministerio del Interior y la Intendencia, las cámaras grabarán y a partir de ahí se podrán controlar los ruidos molestos, a los que andan en una sola rueda, si hay juntadera o si hay destrozos en la plaza, ahora la dejaron preciosa las autoridades departamentales, pero algunas veces venían desconocidos y las enchastraban con pintura, ha pasado en algunas oportunidades que juegan a la pelota allí a las tres de la mañana», continuó Matos quien vive en el barrio desde hace 10 años, desde entonces hasta ahora dijo que la problemática se ha ido profundizando, «totalmente ha empeorado de forma sistemática, aquí en mi casa en horas de la tarde le robaron la bicicleta a un compañero de trabajo, en otra oportunidad tenía un par de parlantes amplificadores en un auto, salí en la noche y me habían robado los dos, esto no es una cosa que haya empezado ayer o anteayer», subrayó, «pero tenemos que frenarlo, tenemos que hacer algo», indicó, «aquí tenemos muy buena iluminación gracias a la intendencia desde hace un año por lo menos, desde ese punto de vista ha mejorado muchísimo el barrio, no tenemos que exigir que nos solucionen todo, sino que aportar por parte nuestra y pedir apoyo porque eso hay que pagarlo de alguna manera». Hay unos 100 vecinos de la zona que componen un grupo de alerta en whatsapp, «nos ayudamos, compartimos distintos temas lo que ha servido mucho, pero queremos ir mejorando de a poco», finalizó.

Deja un comentario...